No es insomnio; es sueño retrasado.

26.01.2015 01:03

No es insomnio; es sueño retrasado.

Que no es lo mismo que sueño atrasado. Esa discusión la he tenido un millón de veces, el sueño no se acumula... Porque si eso fuese verdad yo tendría que estar años durmiendo hasta que lo recuperara por completo.

Despues de años intentado saber como solucionar mi insomnio , resulta que no lo es. Sueño retrasado. Es algo así como que me acuesto a la hora que mi organismo trabaja. ¡ vaya novedad! Eso ya lo había yo descubierto durante estos últimos veinticinco años. Síndrome de la fase retrasada del sueño se llama ahora, y es tal cual. Te acuestas diciendo para que me voy a ir a la cama sino me voy a dormir, pero en ese momento se ponen a discutir tu reloj biológico con la conciencia y se oye retumbar en la cabeza! 

- Hombre que mañana cuando te tengas que levantar habrás dormido 4 o 5 horas y estarás muerto.

Y el reloj contesta:

-Si es media tarde por Dios! Porque se empeña la gente en trabajar a la hora de dormir!

Y así día tras día...

No conoces amaneceres pero los atardeceres los dominas todos, de cualquier color y en cualquier sitio, los disfrutas. Añoras revivir los amaneceres que seguían a  las noches en vela. Y acostarte de día y vivir de noche.

Te levantas porque te llaman, ya ni el despertador te ayuda. A veces el dolor de cabeza te cierra automáticamente los ojos, y tu cuerpo se desploma nuevamente sobre la almohada. Y es que da lo mismo,una vez que te duermes, ya el hecho de que algo que no seas tu mismo te despierte es inhumano. Sea la hora que sea.

He probado todo lo probable, apagar la luz, taparme los oídos, acostarme pronto, cenar ligero, acostarme tarde, meditar, estirar, contar ovejitas, poner la radio, quitar la radio, leer un libro, de papel, electrónico e incluso ponerme a trabajar. Cambiar el horario de trabajo, de estudio o de relajación. Ver la tele, beber leche, tomar sedantes, cambiar de almohadas, una almohada, dos almohadas, bajas, altas, de ganso o de poliéster... Dormirme sentada. Ducharme por la mañana , ducharme por la noche, tomar cafe, dejar el cafe, tomarme un te... Escribir un blog...

Y lo peor es que de día estas como enfermo, con retraso hasta las 10; mientras la gente habla sin parar tu intentas hilar una frase con otra para pedir un cafe con tostadas y correr sobre el mismo metro cuadrado ( como los dibujos animados) a ver si alcanzas el estado de vigilia de los del alrededor para participar en la conversación con algo coherente. Si te preguntan, para colmo ladras, y no sabes ni como te sale la voz del cuerpo, y te conviertes en ogro en el primer incidente de la mañana. Como se le ocurra a alguien plantearte un problema antes del segundo cafe; el día , Al traste! 


Pues hoy, he leído que efectivamente como ya sabia es un trastorno crónico y sin tratamiento. ¡ vaya novedad! Intentar poner en hora el reloj biológico, ( acostarte quince minutos antes todos los días... O después, hasta ponerlo en hora) es lo único aconsejable y sin muchas posibilidades; porque lo mas seguro es que este chisme orgánico o este estropeado sin arreglo posible, o tiene vida propia, porque ni cambiándole las pilas a este aparatejo neurótico  consigo yo dormir cuando me toca. 

Luego viene el problema de los médicos, entre que te diagnostican y no, tienes una depresión o un trastorno de la atención, lo cual tampoco es que sea muy difícil de padecer en estas circunstancias porque si no duermes te deprimes y trata tu de prestar atención a algo con los ojos vidriosos y dolor de cabeza... Y es que los médicos somos así. Sabemos que pasa y le ponemos nombre, pero el organismo se encarga de que no averigüemos nunca  que fue antes...la gallina o el huevo. 


Si sois de los que comprasteis vuestro reloj en mi misma tienda, será de noche mientras me leis, pero si por suerte tenéis un reloj moderno de los que tienen luz de amanecer incorporada lo mismo no lo leeréis nunca, no os dará tiempo en vuestra ajetreada vida diurna para un aburrido  y anacrónico artículo nocturno.

Pero si os dio tiempo en los cinco minutos de metro o a la hora del cafe, recordad: no juzguéis a los que el reloj los mueve de noche y los duerme de día,no sea que alguno de esos días se os agoten las pilas las vuestro y tengais que venir a vivir a nuestro universo paralelo.

En el bolsillo de mi rebeca, un Buenas Noches... A los que se vayan a dormir. 

Mercedes l.Uralde.