Luz de luna

19.02.2015 23:49

Un papel en blanco y toda la noche por delante. 

Escuchar el silbido del silencio en los oídos tras taponarlos con la espuma raída de cada noche. Mirar a la derecha y sentir que la única luz de la penumbra sigue encendida para mi. Eso me produce calma. Así, siento que mi vida es solo mía.

La luz es  la señal de que algo nos protege, pase lo que pase; nuestra maravillosa mente nos hizo creerlo cuando fuimos  pequeños y ahora, cuando nos invade el miedo, su calor cubre nuestra piel hasta que el escalofrio pasa.

 Te envuelven las tinieblas y hay días como hoy, que recuerdas el roce de la tristeza en todas sus versiones. Evocas esas noches de juventud en las que la angustia te lleva a un rincón del salón y pegadita a la pared y agarrada a tus rodillas, lloras tragando gemidos para no despertar a nadie; mientras,  esa luz de la entrada espera paciente y encendida para devolverte a la cama de nuevo. 


Recuerdas aquellas caricias de manos apretadas al cuidar al  enfermo, y revives la mirada de aquellos que lo aman al verlo apagarse; al lado su lamparilla de plata y su jarra de agua como un fantasma, encendida, alumbrando la esperanza de volver..algún día. 

Mas miedo; La oscuridad terrible de una calle vacía, el sonido escalofriante de unos gritos, miedo aterrador, el ruido de un coche correr detrás, tacones en el asfalto y sirenas... Un testigo inmóvil,  una farola encendida observando, mostrando la salida, y la luz verde de ese taxi que la protege. 

Siempre esa luz, siempre hay luz; divina en la puerta de la iglesia, azul en la cama de hospital, verde al buscar tu nueva identidad...

 La oscuridad es misteriosa y es triste y a veces muy trágica; protectora y peligrosa a la vez, dolorosa pero liberadora. El momento único en el que te encuentras a solas contigo, con lo que de verdad eres, con lo que quieres ser; la  noche que te empuja a luchar o en la que decides rendirte, la noche en la que solo estas tu, y tu eres tu protección mas viva, mas fuerte. 

Nadie es capaz de saber de lo que eres capaz mejor que tu propio yo, nadie en el silencio de tu habitación te discute ni te grita, nadie puede quererte mas que tu misma. 

Nadie puede valorar lo que vales mas que tu propio corazón... 

Nadie mas te va a hacer llorar, ese alguien  ya no existe. Tu lo has borrado para siempre una de esas noches. 

Solo existe esa luz, tu luz. Esa  que te acompaña en tu cama, a tu trabajo, en el viaje de vuelta, esa luz de amiga que vive para recordarte ... 

Que ninguno vamos a dejar que se te apague la luz y vuelvas a las tinieblas. Tienes un nuevo y único amanecer por delante, cierra con cadenas las puertas de lo oscuro y no pierdas la mejor luz, tu luz.

En el Bolsillo de mi rebeca ...siempre un puñadito de luz, para quien le haga falta