La Musica

01.04.2014 19:56

Domingo por la noche, tarde, muy tarde... acabamos de llegar ademas de muertos de hambre, los niños traen un sueño de muerte y eso que los pobres son incansables. La excitación de la tarde y el esfuerzo del fin de semana la tienen a la vez cansada y tan  emocionada que no puede dejar de hablar ni de moverse.

 Aunque siempre me ha gustado la música mis pocas dotes auditivas y la poca paciencia,  me han inutilizado para tocar cualquier tipo de instrumento y para cantar mucho menos.
Aunque ritmo y ganas de bailar no me han faltado nunca. Siempre he pensado que tenia un "oído enfrente de otro" como se dice aqui, aunque pensándolo bien, cuando me dediqué a bailar sevillanas sin parar durante la adolescencia, consegui hasta entonarme un poco y al menos no llamar la atención cuando todos los demas cantaban.
Pues bien, con la niña he descubierto que el "Oído se educa" , y no solo el oido sino la voz... ¡ Que digo ! Hasta la personalidad se educa con la Música.
Al acostar a Mónica y a sus emociones, y sentarme a leer con la sensacion de ser la orgullosa madre de la pantoja ...saco del bolsillo de mi Rebeca la letra de una canción con las notas del pentagrama anotadas, una hoja arrancada del cuaderno de trabajo de Música...
Vagando por internet esa noche descubro todo un mundo de reflexiones sobre la importancia de la Música en la educacion, a todas las edades, incluso como terapia para muchas enfermedades.
En las primeras  etatpas infantiles los niños aprenden todo a través  de la música, le cantamos para dormir, repetimos papá o mama  con la  armonía suficiente para que sea nuestro nombre lo primero que digan y adoptan los sonidos mas graves como primeras partes de su comunicacion. Utilizamos canciones de cuna para relajarlo para dormir y le hablamos cantando cuando lloran. La música trasmite amor, o miedo, o a veces incluso ira.

 

 Técnicas de Músicoterapia:

 
 La música se compone  bajo tres parámetros, Cadencia o ritmo, Intensidad o volumen, Frecuencia o posición en el pentagrama.Son estos parametros los que dan la clave para el uso de diferentes terapias.
Las notas altas, agudas, constituyen una señal de alerta y aumenta los reflejos, al mismo tiempo que nos ayudan a despertarnos o sacarnos de un estado de cansancio o sopor. Las notas bajas, graves, tienen mayor influencia sobre las zonas corporales huecas, como los pulmones, corazón y abdomen, quizá porque son lugares idóneos para las resonancias.  Terapéuticamente tienden a producir efectos sombríos, visión pesimista del futuro y tranquilidad extrema.

 

Por La cadencia de las notas musicales aprendemos que mientras que los ritmos lentos inducen a la paz, los rápidos ayudan al movimiento y a exteriorizar los sentimientos. Ante todo, una nota o partitura que en sí es tranquilizante puede volverse irritante si el volumen es más alto que lo que esa persona puede soportar.
Las Notas agudas a bajo volumen son agradables de escuchar,nos predisponen al trabajo y nos dan alegría. Son antidepresivas y nos proporcionan felicidad. : el canto de los pájaros, y los juegos de un niño pequeño, el violín, el  el arpa y la guitarra clásica. 

Por  el contrario las Notas agudas a alto volumen constituyen una llamada de alerta, nos despierta del sueño con rapidez. Puede actuar decisivamente sobre grupos enormes de gente. . Las trompetas en los ejércitos, sirenas de alarma o de paro de la jornada laboral. El grito de un niño pidiendo socorro que nos mueve a la acción, el chirriar de un coche frenando nos produce pánico. 

Las Notas agudas a alto volumen y muy rápidas son la forma auditiva que más rápidamente influye en las personas. Nos invitan al movimiento corporal, nos predisponen a mezclarnos con grupos de gente y casi nos obligan a seguir una dirección determinada. Emocionalmente mejora la apatía, la debilidad de carácter y los complejos. Tiene un efecto muy perjudicial en el oído, son irritantes del sistema nervioso hasta el punto de descontrolarnos, aumentan la agresividad y perjudican las relaciones sociales íntimas y personalizadas, como ocurre en la batería, la guitarra eléctrica y los solistas de música rock. Las Notas graves a bajo volumen son más sedantes, las que nos motivan a movernos con lentitud, con paciencia, y las que invitan a la reflexión. Pueden calmar rápidamente a grupos de personas discrepantes, provocar el sueño de un niño inquieto y producir una relajación muscular y nerviosa rápida y eficaz; el silencio de la noche, el movimiento de las olas, el vibrar del campo. Las palabras serenas de un abuelo, el mugir de las vacas, la respiración durante un sueño profundo y un pequeño ventilador. 
Por ultimo las Notas graves a fuerte volumen  Nos producen miedo, o al menos prudencia, y nos invitan a movernos con extrema lentitud. Se emplea generalmente para infundir pánico y para obligar a la reflexión inmediata a personas muy agresivas. los timbales en la música. el trueno, el rugir de un animal.

 
El Desarrollo del oido musical les ayuda a reconocer y distinguir los distintos sonidos que nos acompañan en la vida cotidiana. Gracias a las canciones, se trabajan las dificultades del lenguaje en edades posteriores sin un gran esfuerzo...A través de las canciones infantiles, en las que las sílabas son rimadas y repetitivas, y acompañadas de gestos que se hacen al cantar, el niño mejora su forma de hablar y de entender el significado de cada palabra. Y así, se alfabetizará de una forma más rápida.
Al cantar con otros  niños, nuestro hijo aprende a relacionarse con sus compañeros. La música ayuda a exteriorizar las emociones y modela la sensibilidad del niño lo que generosamente va favoreciendo el desarrollo de la expresion artistica y la sincronizacion de movimientos, estimulación la imaginación y creatividad.
Bailar, dar palmas o caminar al ritmo de una canción son actividades que trabajan ritmo y movimiento conjuntamente.Ayuda a anticipar, organizar y sincronizar el movimiento. desarrolla Incluso el  tacto, ya que no todos los instrumentos se tocan de igual manera tienen distinta metodologia, tecnica e incluso sincronia y prension. La atencion y la memoria se disparan cuando  nos divertimos, como los niños, al cambiar la letra de una canción o inventarse estrofas haciendo referencia a nuestras cosas a nuestras vivencias o a nosotros mismos.

 

La experiencia durante este año me lleva a pensar que esto es tal cual lo leemos, la modificacion en la actitud ante la vida, los problemas cotidianos y la emotividad de mi hija preadolescente ha cambiado de un año para otro, básicamente al sentirse importante aprendiendo a cantar y descubriendo la música.El niño empieza a expresarse de otra manera y es capaz de integrarse activamente en la sociedad, porque la música le ayuda a lograr autonomía.
 
La música tiene el don de acercar a las personas. El niño que vive en contacto con la música aprende a convivir de mejor manera con otros niños, estableciendo una comunicación más armoniosa. A esta edad la música les encanta. Les da seguridad emocional, confianza, porque se sienten comprendidos al compartir canciones, e inmersos en un clima de ayuda, colaboración y respeto mutuo.
Les hace creer que la música les ayuda a ser mejores jugadores en equipo y a tener una mayor autoestima.
Y es que por lo visto, y desde otra perspectiva, mediante  la música y los elementos musicales; sonidos, ritmo, melodía, la Musicoterapia ayuda a enfrentar y sobrellevar algunos problemas de personalidad, tales como la timidez, falta de seguridad, o, incluso, contribuye a superar depresiones, autismo y otras patologías más graves. Esta disciplina, que ya es una profesión, promueve la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, y organización, satisfaciendo necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas.
 
 
La música tiene una capacidad especial para afectar y manipular lo que sentimos. Simplemente escuchando las canciones que nos gustan se estimula el sistema de recompensas del cerebro, creando una sesancion placentera de bienestar. Pero es que la música va más allá de nuestros corazones, hasta nuestras mentes, dando forma y moldeando a nuestra manera de pensar. 
 
Música y Medicina 
Hay estudios que indican  que los músicos son más hábiles para procesar lenguas extranjeras debido a su capacidad para oír las diferencias de tonos y que tienen una increíble habilidad para detectar el habla en medio de ruidos. La capacidad para diferenciar frecuencias fundamentales es crítica para percibir el habla. Puesto que vivimos en un mundo intrínsecamente ruidoso, necesitamos la habilidad de enfocarnos y percibir los diferentes sonidos. 
 
Parece que la formación musical no sólo mejora la audición, también refuerza todo un conjunto de funciones cerebrales. Los niños musicalmente entrenados presentan un mejor rendimiento escolar con habilidades de lectura más fuertes, y mayores habilidades matemáticas. 
"En base a lo que ya sabemos acerca de las maneras en que la música ayuda a dar forma al cerebro, el estudio sugiere que las clases de música a corto plazo pueden mejorar durante toda la vida la habilidad de escuchar y aprender", dijo Kraus.  
 
Como otras curiosidades, sabemos que el oído derecho recoge mejor los sonidos del habla, mientras que el izquierdo, responde mejor a la música. "Incluso al nacer, el oído está estructurado para distinguir entre los diferentes tipos de sonidos y enviarlo al lugar correcto en el cerebro", concluía una de las autoras del estudio, Barbara Cone-Wesson.
La música alta en los bares incita a beber más alcohol en menos tiempo, 
Es Buena para la circulación. Científicos del Centro Médico de la Universidad de Maryland han demostrado que escuchar música puede beneficiar al sistema cardiovascular tanto como hacer ejercicio o tomar ciertos medicamentos. Concretamente, analizando la respuesta de los vasos sanguíneos con ultrasonidos mientras escuchamos música, Michael Miller y sus colegas comprobaron que el diámetro de los vasos, medido en la parte alta del brazo, aumenta un 26% con nuestra música favorita. En contraste, la música que calificamos como estresante hace que los vasos se contraigan un 6%. Los experimentos mostraron también que escuchando canciones que invitan a reír los vasos sanguíneos se dilatan un 19%, mientras que la música relajante produce una expansión del 11%. 
El cerrar los ojos aumenta el efecto emocional que nos produce la música. Concretamente la música de miedo del estilo de la empleada por Alfred Hitchcock en sus películas hace que  la actividad de la amígdala, una zona del cerebro vinculada a la sensación de miedo, aumentaba mucho más con los ojos cerrados que si se mantenían abiertos. 
ttp://www.muyinteresante.es/salud/articulo/siete-cosas-que-no-sabias-sobre-los-efectos-de-la-musica.
 
Musica y Adolescencia.
 
 
 A Nivel cognitivo, la música contribuye a la capacidad de atender, estimula la imaginación, refuerza la memoria y desarrolla la capacidad de orden y análisis. Interpretar y componer música también mejora el autoestima.
La música puede ser el refuerzo positivo y la motivación para el crecimiento académico. 
 
Hoy en día la investigación sobre musicoterapia se realiza con todas las edades y enfermedades tales como Alzheimer, Parkinson, traumatismo de cráneo, autismo, demencia, enfermos psiquiátricos, niños con problemas de conducta, entre otras. Estos estudios demuestran que la música ayuda a los pacientes a ganar control sobre su ritmo de caminar después de sufrir un TEC, estimulan la memoria anterógrada y retrograda, ayudan a incrementar la autoestima, estimulan a formar nuevas relaciones sociales, y se puede utilizar como método de contacto con la realidad.

Mercedes L.Uralde

 
A nivel emocional, la Musicoterapia puede ayudar a mejorar el autoestima y facilitar un autoconcepto positivo, que son unos de los objetivos principales de la musicoterapia con este grupo de edad. Adquirir habilidades musicales, trabajando y participando en grupos musicales o coros contribuye a la autorrealización (Keen, 2004), lo cual repercute en una mejor comunicación y expresión, (Gardstrom, 1996). Aquí hay que destacar que el aspecto no verbal de la música se convierte en una catalizador de sentimientos y emociones y puede proporcionar un espacio para la expresión de la propia personalidad.Facilitar la relajación y reducir la tensión y la ansiedad. 
 
 Bajo mi corto conocimiento previo de la influencia de la música en la personalidad y tras este extenso y emocionante estudio concluyo que el sentimiento de la música en el interior, resonando en organos huecos, despertando incluso los musculos que no conociamos y moldeando la mente humana y plastica del adolescente hace que sea la Música un pilar esencial en la educacion del niño y el joven, como individuo y como parte integrante de la sociedad.