El defecto de adivinar

23.09.2015 01:14

Tengo el defecto de ver lo problemas de lejos...

Si;mas defecto que virtud.
Y como soy incapaz de callarme, aunque me lo proponga y a pesar de que cuente hasta 30 ( como me decía mi tía) a veces no sé si soluciono o empeoro las cosas. 
Saber lo que te puede pasar, sobre todo si es malo suele ser un anhelo generalizado,aunque lo que es seguro que consigues es dolor de cabeza y mucha ansiedad. 
El caso es que si lo preavisas,nunca sabrás el efecto que hubiera causado tu silencio. Quizás la cuestión se hubiera volatilizado ; convertido en esa nube de fantasía que según el optimista de turno tienes siempre sobre la cabeza.
Si te callas , el solo hecho de acertar, de que llegue a pasar, se clava en tu subconsciente consciente esa frase hiriente y despreciable de " lo sabia!" .

 Luego esta esa parte en la que dices aquello de "te lo dije..." Y te reconcome el " ....pero no fue lo suficientemente  alto...".

Nunca se me ha dado bien convencer a nadie, no tengo paciencia ni tesón, la percepción de lo evidente bloquea el área del lenguaje y solo se me ocurre decir..." ¡Pero no lo ves!" .

A esta capacidad visionaria que Dios me ha dado, le vence el corazón como a otras tantas cosas; y ese día en el que descubres que te han engañado...que no has visto venir la traicion ni el egoísmo , ese día te entran unas ganas irrefrenables de llorar chillar patalear y hasta pegar...como si de un cólico nefritico se tratara. Y entonces pasas meses desconfiando de todos y de todo, recordando la frase favorita de mi Juventud :" de esta novia tuya ya no me aprendo ni su nombre..."
El fabuloso ojo clínico cuando lo aplicas fuera del ámbito estrictamente medico trae muchos problemas, te conviertes en una especie de bruja negativa  e intolerante que coarta libertades.
 El desgaste que supone luchar contra lo que uno ve obvio terminar por pasar facturas a las coronarias, así que como me dijo una sabia y gran amiga, "aparca los problemas Mercedes" o como decía Escarlata O'hara" ya lo pensaré mañana.

Mercedes L.uralde

Del bolsillo de mi rebeca una pócima para aparcar problemas.