Con la Burocracia hemos topado

27.06.2014 21:08

Con la burocracia hemos topado.

Esta ha sido una mañana como otras, de las que me levanto con ese estado característico en mi, de ponerme  la mano en la frente, tras una intensa noche de restaurante japones lleno de soja, comensales internacionales y una reunión que por un golpe de mala suerte pasa de 13 invitados a 5. Tras mi preciado cafe y el cariñoso comentario bajito de mi tata ; - ¿te dormiste muy tarde,verdad?... Me vestí rapidamente porque me enfrentaba al maravilloso mundo de la cita previa.
A priori, todo fácil, el estado nos vende ese estupendo concepto de la "accesibilidad". Accesibilidad a los hospitales, accesibilidad a los ayuntamientos, al turismo...a las administraciones publicas...La accesibilidad o accesibilidad universal es el grado en el que todas las personas pueden utilizar un objeto, visitar un lugar o acceder a un servicio, independientemente de sus capacidades técnicas, cognitivas o físicas. Es indispensable e imprescindible, ya que se trata de una condición necesaria para la participación de todas las personas independientemente de las posibles limitaciones funcionales que puedan tener; eso dice la wikipedia. 
Pues como buena ciudadana, he dedicado mi escaso tiempo a disfrutar de la accesibilidad tan alabada por nuestro Gobierno Andaluz;  a visitar,  utilizar y acceder a la Cita previa.
Y es que la mañana ha sido francamente alucinante. He llegado a una de esas estupendas oficinas con todas las banderas en la puerta, llena de espacios diáfanos y mesas repletas de expedientes , sin nadie sentado en ellas. Evidentemente no era mi primera visita, ya habia pedido una estupenda cita previa para que una "des-amable "señora me dijera los papeles que tenia que rellenar y lo que tenía que traer y por supuesto la cita que tenía que volver a pedir por ese maravilloso submundo de la Cita on line. Lo cierto es que no entendí muy bien porque para emitir algo que es gratuito que es de pleno derecho en el estado español y del que todos los politicos presumen como es la Tarjeta Sanitaria hay que pedir autorización al titular, ósea en mi caso como en el franquismo pedirle autorización a mi marido. Señor, si es para todos ... ahorrense los tramites y las perdidas de tiempo y  envien la famosa tarjetita  por correo a todos los españoles.¡ Que La Sanidad española es Universal y "gratuita"! o eso dicen...
Pues ahi  me ves llegando tarde a trabajar, porque las administraciones publicas, esas que presumen de accesibilidad y que estan al servicio de los dignos trabajadores españoles... Solo abren por la mañana.
En mi primera visita , nada mas entrar hay  una guardia de seguridad privada, fruto seguramente de la famosa  ley de paridad sentada en el mostrador , contesta a mi correcto  Buenos Días, sin levantar la cabeza del periódico, (algo francamente importante que no se puede dejar de hacer). Pero es que con la misma actitud educada, ante mi anotación verbal de - "Tengo una cita para la Tarjeta sanitaria europea, me dice en un tono  bajito casi adormilado:
-Baje por esas escaleras , mesa 1. 
Dentro de todo, yo que estoy intentado ser positiva, me alegro y me digo;  bueno, al menos ya tengo la mesa asignada... Y verdaderamente no hay cola, esto de la cita previa funciona. ¡Ay! ¡Ingenua de mí! 
Nada más bajar el primer tramo de escaleras me encuentro una salita creada en el propio descansillo con unos 20 asientos repletos de gente. La sala estaba delimitada por una cristalera donde se divisaban esos espacios abiertos llenos de mesas vacías, los últimos escalones de la descrita escalerita y la puerta de los aseos. Osea, 20 metros cuadrados a los que había que sumarle dos pilares en medio de la sala. La estampa deprimente  de  hacinamiento de los ciudadanos y ciudadanos alli recogidos, me recordó al desastroso aeropuerto de Manaos, antes del Mundial de futbol; paredes llenas de paneles de obra y gente sentada en el suelo mirando un oscuro panel informativo...poniendo cara de espanto e  seguridad pensando si ese era el el sitio correcto para conseguir volver a casa. 
En esa salita provisionalmente para siempre, en nuestra administración publica,  también existía un moderno panel informativo lleno de letras y numeros que no se parecian en nada al "localizador "que me habian mandado al móvil en un fabuloso despliegue de tecnología . Despues de un recorrido visual por los espectadores y por las paredes , sentia como mi cara se iba poniendo con penosa expresión de ..."Esto empieza a no ir bien..."
Consegui localizar la deseada Mesa 1 y con asombro descubrí que...¡ había cola! Y ahí empezó la rueda de la burocracia ... 
Una señora de aspecto picnico, con el cabello teñido en casa, y las gafas de pasta de los tiempos en los que habia que ir a Madrid a la oficina ,  con tantos años como para haber nacido en el primer archivo de la Tesoreria de la Seguridad Social y   poniendo una estridente voz aguda,  repetía incansablemente de uno a otro lado:
-  " No me puedo entretener, si no le importa rellene este formulario y vuelva otro día." 
( Me imagine lo peor ..,  y ¡así fue!)  Me tuve que ir con mi carpeta bajo el brazo. Mañana perdida. 
Pues hoy era ese otro día, con mi nueva cita on line, o mas bien  In-Util, me encontré de vuelta a la Mesa 1;  en principio con bastante menos gente y 20 minutos de ventaja sobre la hora prevista en mi cita! Todo un éxito para mis pesarosos levantares.
Pues no! Eso creia yo.., nuestra estupenda funcionaria se dedicô a usar su voz de pito para organizar una ridícula cola de 3personas que habia delante de un irónico cartel de..."evite esperas... Pida su cita on line". 
- Usted ¿a que hora tiene la cita ? Pues entonces , pase delante . Y Usted,¿no tiene cita?,  pues a esperar, 
-y U sted! - Mirandome con mirada inquisidora, - a esperar tambien es muy pronto para atenderla! 
Me quede petrificada, pero ante tanto surrealismo, espere como me dijo a que atendiera al resto. Y Cuando llego a mi turno me dice en tono autoritario...
- Usted no tiene la cita hasta dentro de 15 minutos , y ya le he dicho que no puedo atenderle hasta que falten solo cinco!
 Entonces mire alucinada al señor que estaba situado detrás de mi, y que ella misma había colocado en esa situación, sin cita,  y la volvi a mirar.
! No podia creer lo que me estaba contando! ... Se me ocurrio comentarle entrecortadamente 
-Pero si el Sr, no tiene cita... Y no hay nadie mas... - Intentando hacerle comprender lo absurdo de la situaciô.
Pero era In- Util , como mi cita, y me volvió a hablar vehementemente  confirmándome  que tenîa que esperar si yo tenia cita. 
Ante una mente tan obtusa me fui hacia  atras como un zombie, pensando en una forma coherente de analizar la situación , no encontré ninguna. Me senté  en la alienante y deprimente sala de espera. Observe atentamente  la pantalla para descubrir ayudada por una de las personas que ya habia sentado la inepta funcionaria antes de que yo llegara , que nos tenia que dar un turno para una de esas inalcanzables mesas desiertas. 
El panel indicaba dos tipos de codigos, uno para gente sin cita y otro para gente con" cita", o eso creímos entender;  el de sin cita corria rapidamente y entraban y salian personas que habian llegada detras de mi, claro es normal...a mi no habia querido darme nada, hasta las 9:35 era como si no existiera, ya que mi cita era las 9:40 y solo eran las 9:10...  Allí estaba  yo esperando en esa espera inexistente e incontable de la ventajosa  cita  on line... 
Cuando consigo que me atienda ... Me vuelve a preguntar nuestro personaje:
- "¿Tiene cita?"
 Evidentemente mire a todos lados buscando la camara oculta... Y ya de mal humor le digo:
- Si claro, a las 9:40 . 
Y me pregunta: 
- ¿Trae los formularios?(como el chiste)
 Y me entraron ganas de decirle,:
-¡Pues sî! En esta no me coge...¡Ea! - Y sacarle la lengua, pero me contuve por educación claro,  y con cara de pocos amigos le digo:
- Pues si claro... Me lo dijo Usted el Martes...
Y va y me contesta con desparpajo y una seguridad irritante:
-Ahora mismo me ha reñido el director por saltarme la cita previa...
 Ufff !¡ Casi la estrangulo.!¡Que me va a decir a mi que su jefe quiere que trabaje menos! ¡ Vamos! 
Entonces , lo conseguí, me dio un papelito  de carniceria donde ponia el famoso codigo de la pantalla y me invitô a seguir esperando... 
Por fin y tras analizar a los pobres ciudadanos ( una pareja de mujeres mayores en busca de su viudedad, una primeriza con un bebe recien nacido para inscribir, y una extranjera joven con un niño de unos 4 años dormido en el banco de la paciencia) , junto a personas como yo pendientes del reloj que esperaban, y chismorreaban asombradas ante el surrealismo de la situación, veo mi côdigo en la pantalla... Me faltô gritar: ¡Bingo! 
Pero me aguante y me dirigi a la mesa en cuestion ,Mesa 4 , aunque  la primera entrada prometía... 
-¿ Tiene Usted Cita?
- ¡Que siiiiii! Que tengo la cita esta in- ûtil que te obliga a esperar....(pero nuevamente me contuve... ) 
Esta vez la señora era un poco mas amable, con frases aprendidas y repasando minuciosamente el formulario que yo habia rellenado con el miedo natural a equivicarme y tener que volver a pedir la odiosa cita... 
Y entonces empezo una serie de preguntas extrañas :
-Pero..  ¿ Los niños son extranjeros. ? Tiene una letra delante el Dni...
- No señora... Eso es el pasaporte... No tiene DnI .. -contesto yo madre de los mismos. 
- Si tienen Dni ! Lo ve! - y me señala el numero que yo misma habia escrito.
Mi cara ya era de desesperacion, se me habia quitado hasta el enfado  de la "cita in- util". Hasta que no le enseñe el pasaporte no se quedo conforme... 
Cuando mi querida funcionaria se paró a mirar mi cara de preocupación y mi carpetita verde, cambió su expresión y sus preguntas... 
-A ver no habrá echado el libro de Familia...
Y yo grite para mis adentros.. Si! He vuelto a ganar! 
-Si, aquí está. Dije educadamente...
Y es que ya me lo decía me madre: Si vas a " hacer papeles", (como decimos por aquí) , llévate siempre todo lo que tengas que nunca sabes que te pueden pedir. ¡  Yo llevaba hoy los pasaportes, el libro de familia, fotos, fotocopias DNI, hasta mi partida de nacimiento literal! Y esparcí casi todo por la Mesa numero 4 con el unico objetivo de que no me siguieran poniendo pegas. Me faltó enseñarle las notas de los niños del colegio. 
En fin que tras un monton de errores en el ordenador y de problemas con la impresora, la relaciôn entre la funcionaria y yo empezaba a ser cordial... Lo cierto es que al final fue muy amable, descubrimos que mis hijos a pesar de haber estado ingresados en el Hospital publico y de haberse vacunado de todas las vacunas existentes en su centro de salud ...no estaban de alta en ninguna de nuestras tarjetas sanitarias... Evidenciando el control tan exhaustivo de la sanidad publica estos 12 años anteriores.
 Me solucionó todos los errores, me emitiô la tarjetas de todos nosotros y hasta hablamos del tráfico  de la calle Baños ya que habia vivido en el barrio hace muchos años, nos reimos con el atasco de la fotocopiadora y con el vecino de mesa... Entre papel y papel,  me di cuenta que la odiosa voz de canario enfermizo,  habia desaparecido y que el ambiente se había relajado, la cola habia desaparecido... Y es que nuestra tóxica funcionaria ¡Se habia ido a desayunar! ¡Era la hora! 
 Su famoso director estaba atendiendo de manera muy ágil y amable la gestión en la insustituible Mesa 1 y todo iba sobre ruedas... Salî por fin de allî y respiré. ¡Habia conseguido las tarjetas! , ¡Prueba superada!
Me dirigí a mi coche y respirando  hondo pensé;  ahora otra bonita Gestiôn, la Declaraciôn de la Renta. 
Con el ánimo agotado metí la mano en el bolsillo de mi rebeca y saque el numero de dos de mis maravillosos amigos , porque gracias a Dios a los verdaderos amigos  no hay que pedir cita previa. 

Mercedes L.Uralde