Alicia en el pais de las maravillas. El Mundo real en un mundo irreal.

28.04.2014 23:38

" La cosa no tenîa nada de muy especial; pero tampoco le pareciô a Alicia que tuviera mucho de muy extraño que el conejo dijera en voz alta: ¡Ay ! ¡Ay! ¡Dios mío ! ¡Que voy a llegar tarde! (...) , pero cuando vío que el conejo se sacaba además, un reloj del bolsillo del chaleco,miraba la hora y se echaba a correr muy apresurado, Alicia se puso en pie de un brinco al darse cuenta repentinamente de que nunca había visto un conejo con chaleco y aún menos con reloj de bolsillo. "

 
 Quien no se ha sentido alguna vez,  Un Conejo Blanco con Reloj que corre sin parar y a veces casi sin sentido.  Y es que Lewis Carrol hace en este cuento una parodia lógica de la ilógica forma de vivir de cada uno de nosotros.
 
Los personajes del cuento y las reflexiones de una niña de 10 años radiante de energía y creatividad; cuyo cerebro compagina la fantasía y el ímpetu de la infancia con la auto reflexión de la adolescencia , nos llevan a vivir la época victoriana como uno cualquiera de nuestros días.Sus silogismos y contradicciones nos permiten aplicar dudas razonables sobre circunstancias de nuestro propio yo, de nuestra vivencia. 
 
El conejo blanco, elegante y con prisas que vive pendiente de su reloj sin saber si  a quien reprocha es a Mariana o a Alicia, nos imbuye en la vorágine  de la sociedad actual. Los niños de esta edad no entienden que haya que correr si no es para jugar, es jugando como la mente de Alicia se introduce, en un sueño profundo en un túnel largo y oscuro, comenzando  a caer en él lentamente casi sin avanzar, sin vértigo ni gravedad... Un juego que la hace sentirse extrañamente excitada.
La madriguera. Un pozo sin fin, una especie de espiral negra que engulle todo lo que me produce ansiedad. Cuando los expertos explican que es meditar te invitan a que deseches los pensamientos que te llegan sin agresividad, mirándolos desde el exterior de tu propio yo...- Muy fácil,¿ verdad?.
 Pues para mi yo adulto, eso ha sido la madriguera... Cuando quería hacer un poco de meditación y ayudar a mis ejercicios de yoga a serles  útiles a mis músculos, cogía todo lo que me había angustiado en el día y sin miedo, iba vertiendo uno a uno los problemas y sobre todo las personas. (Aquellas  parásitas de la energía). Y veía como caían a un abismo de soledad y oscuridad sin más, sin que eso creara un sentimiento negativo ni para ellas ni para mí, solo paz. Ya no están en mí, ya se han ido...
 
"Sea porque el pozo era en verdad muy profundo, sea porque en realidad estaba cayendo muy despacio, la cosa es que, a medida que descendía, Alicia pudo mirar  alrededor de sí con toda tranquilidad, y preguntarse que es lo que iba a suceder despues".
 
Alicia es protagonista de su propia vida, una pequeña mente adolescente con la imaginacion y  el cuerpo de una niña.


    (Jaime de Ojeda , traductor)


"Veamos:¿era yo misma esta mañana al levantarme?Casi creo recordar que me sentía algo diferente.Pero si no soy la misma, la pregunta siguiente es ¿Quien soy?. ¡Ah ! ¡Eso si que es un misterio! y con esto se puso a pensar en todas las niñas de su edad que conocía, para ver si se había transformado en una de ellas"
 
Y es que el retrato de una adolescente llena de inquietudes y miedos no cambia por mucho que cambie la época, esto mismo pensamos cuando fuimos pequeños y lo mismo nuestros padres y abuelos, lo mismo en París como en Roma... y es que está todo inventado. La sociedad es distinta pero la necesidad de encontrarnos adaptados a ella es la misma.
La capacidad de todos para encajar en  lo que vemos aunque no lo entendamos y en lo que nos rodea aunque no nos guste, nos hace especialmente vulnerables a los resultados muchas mas veces negativos e incluso otras veces absurdos o casi  patéticos; la  carrera en circulos en la que el Dodo entrega el propio dedal de Alicia como premio a ella misma, nos demuestra que podemos acabar convencidos y dar las gracias por algo que siempre ha sido nuestro. 
 
"Alicia pensó que todo esto era bastante absurdo,pero todos parecian tomárselo tan enserio que no se atrevió a reir, y como tampoco se le ocurría nada que decir, se limitaba a hacer una gran reverencia al recibir el dedal con la mayor solemnidad que le fue posible."
 
Cuantas veces hemos pasado por esto, desde la escuela hasta en el mercado laboral, con nuestros conocidos o nuestro jefe...
 
La Oruga y el Gato. Tenemos nuestra Oruga  particular, que nos pregunta - ¿ Y ... quien...eres ... tú ? y nos ayuda a aceptarnos tal y como somos con la altura que tenemos, con defectos y virtudes. 
 ¿Quien  no ha tenido alguna vez la sonrisa de un gato de Cheshire sobre la cabeza? Tenebrosa que en forma de  luna, da luz a una sencilla realidad.
 Es el personaje que te induce a pensar de forma simple, a ver con la tan de moda  asertividad los problemas;  retirando, de la vista de nuestro consciente los fantasmas del susconciente, la afectividad, las dudas y los miedos.
Cuantas veces hemos pasado por esto, desde adolescente hasta en el mercado laboral, con nuestros conocidos o nuestro jefe...
 La lógica aplastante del gato excentrico que a veces esta entero y otras solo su cabeza, apareciendo y desapareciendo como el Pepito Grillo de Pinocho, da uno de los mejores consejos que se le puede dar a alguien que comienza a vivir.
 
-"¿Podría decirme, por favor, qué camino debo tomar?
-Eso depende de a dónde quieras ir -respondió el Gato.
-Lo cierto es que no me importa demasiado a dónde... -dijo Alicia.
-Entonces tampoco importa demasiado en qué dirección vayas -contestó el Gato.
-... siempre que llegue a alguna parte -añadió Alicia tratando de explicarse.
-Oh, te aseguro que llegarás a alguna parte -dijo el Gato- si caminas lo suficiente".
 
El Sombrerero Loco y el Rey y la Reina de Corazones nos muestran personas débiles que o bien paran el tiempo para que no les llegue el dolor de un fracaso o bien usan la agresividad, la mentira  y el miedo para ocultar sus propias debilidades. Personajes que enseñan a Alicia que hay que tomar decisiones hacia un lugar definido por convicciones propias y no dejarse juzgar ante tribunales sociales incompetentes, mas preocupados de ellos mismos que de los daños colaterales que sufran los demás.
De Alicia hay que aprender que en el bolsillo de nuestra rebeca , deberemos tener dos trozos de setas , una de cada lado para crecer con equilibrio; que hay que disfrutar de la imaginación y la creatividad porque por si mismas dan sentido a nuestros hechos ...Que después de un largo periodo de silogismos y contradicciones encontraremos nuestro camino y deberemos de seguirlo...   y que por mucha pintura que queramos darle a las Rosas Blancas nunca serán Rojas por mucho que lo desee la mismisima Reina de Corazones y si intentamos contentarla cueste lo que cueste... Llegará el día en que oigamos eso de : ¡Que le corten la cabeza! . A pesar de todo nuestro esfuerzo por evitarlo...
 
 Mercedes L. Uralde