A dos centimetros de la vida.

09.02.2015 20:44

"Le faltarán, al menos, un par de centímetros para alcanzar la barra del trapecio". Desde abajo todo se ve distinto. El balanceo incesante le daba la oportunidad de cerrar su vida para siempre o agarrarla con fuerza. En cada ida pensaba que sería el morir; entonces sus manos pringosas de talco y sudor frío, se estiraban acortando los dos centímetros. En el siguiente vaivén el cielo rayado de plástico rojo y azul le abría el sendero a la nada. Se despidió en un último ir;  volando inerte sobre un colchón de gritos, dibujando el lánguido y amargo beso vivido como una invisible figura oscilante. Su último aplauso fue un gran silencio.

Fdo.Mercedes L.Uralde.