Blog 2015

EL AFILADOR

06.09.2015 18:10

 

Mañana de sábado, deambulaba perezosa por la casa con una taza de café caliente en la mano,

intentando planificar el día y de pronto, en el silencio de la mañana sin rutinas, estalló alegre,

 la armónica del afilador ....

Tralaraaaalaralaralaraaaaa ...

Me trasladó, de golpe, a las mañanas en casa de mi abuela, a su jardín, al olor a jazmín y madreselva,

.... chupa el centro de la flor, verás qué dulce ....

yo sentada en el escalón de la entrada, observando algún gato vagabundo ..... y de pronto,

el sonido afilado de la armónica del afilador ... alegrando la mañana ...

Entonces meto la mano en el bolsillo de mi rebeca y encuentro una de esas armónicas , de plástico y la acerco a mis labios ....

Tralaraaaalaralaralaraaaaa ...

Cosas que están desapareciendo...Afilador!...

 

Por : Valle López Molina .

 

 

 

Estamos enfermos de prisa

30.04.2015 01:16

Hoy es uno de esos dias en los que he mirado hacia fuera. 

Pasamos las horas pendientes de lo que nos ocurre a nosotros mismos. Pero hay, y sin camara he pasado la mañana de espectador. He mantenido mi cerebro en modo Feria, como dice mi amiga en esta semana que ha calificado como " su momento". Y he disfrutado. 
Que importante resulta disfrutar; disfrutar de el cafe por la mañana mirando con perspectiva los disgustillos de todos. " no vale la pena el gasto de energía, déjalo pasar, Mariita" ha sido mi respuesta, y se ha ido feliz, asombrada pero feliz. He disfrutado de un cafe con alguien inesperado, de ver su cara de sorpresa y su incomodidad en un ambiente que no dominaba asombrada de  encontrarse a gusto. He disfrutado de la risas de mi camarera preferida al ponerme mi cafe en vaso con leche templada. 
Pero sobre todo hoy he disfrutado de las amigas; es cierto eso de que rejuvenece un cafe con amigas, ( o un caramelo de regaliz o una conversación por Wasap). 
En esta mañana hemos conseguido parar el tiempo. Y no es fácil en esta época, pararnos a pensar en nosotros mismos como observadores de nuestro nosotros. 
Nuestros amigos saben que estamos, o mas exactamente que somos; nuestra familia sabe que somos, nuestra pareja sabe que la queremos. Pero a veces necesitamos sentir  cuanto nos necesitamos. Y necesitamos decir que me haces falta. A veces hay que parar el mundo media hora y decirle al otro... Me importas, me complementas ... Te necesito. 
Estamos enfermos de prisa. Y cuando alguien esta enfermo, necesita mimos. 
Los niños piden besos, cuando sienten fiebre; piden abrazos. Los adultos tenemos miedo a pedirlos sinceramente, creemos que es debilidad.
Hoy he dado besos absorbiendo virus, he dado tiempo a la enfermedad de la prisa, y risas a la necesidad de compañia. Y cuando me he ido a dormir, del bolsillo de mi rebeca han salido, miles de besos, caricias, planes y risas.
En el bolsillo de tu rebeca que nunca falten... Personas sin prisas.


Mercedes L.Uralde


Hoy vengo a hablar de mi libro

14.04.2015 00:57

  1. Ya he conseguido terminar mi libro.

Siempre he querido decir esta frase como Paco Umbral. Mi libro.Plantar un árbol, tener un hijo, y escribir un libro.
Nadie sabe bien si la frase es escribir o publicar... 

De momento yo lo he escrito; el miedo escénico a un final mal cerrado, me consume. Así que aquí estamos, en ese punto de: publico o remato. Eso es algo que me sucede con frecuencia. Me cuesta rematar. Me decían que era demasiado perfeccionista, por lo que nunca estaba conforme y parece que prueba de ello es que yo me considero algo "fullera" si me permiten decirlo en andaluz. ( Eso si, siempre encuentro a alguien que me supera en imperfección). 

Planté un arbol, pequeño entre otros muchos y el mismo día que otros, pero no me importó. Es cierto que me tuvieron que empujar, (siempre necesito ese empujoncito final en el que sabes que hay alguien junto a tí que confía). Y ciertamente fue especial. Quizás, días como esos marcan mi estilo de vida, de pensamiento; he visto crecer ese árbol cada día, entre otros muchos. Todos mas o menos altos, todos mas o menos verdes, pero cuando lo miro lo veo diferente. Ese es el sentimiento.
Algo que crece y funciona a pesar de que tú no estes, que tras un tiempo de cuidados, funciona por si solo. La recompensa es su propia existencia. 
Asi mis hijos aprenden a vivir sin mí. Sabiendo que cuentan conmigo pero que su vida es suya. Que riego y abono  cada paso que dan y podo cada mala rama que les amenaza. Mi recompensa es su felicidad. 


Asi mi familia, mis amigos y mi trabajo, mi casa, mis fotos y mis libros.


Ah! No lo olviden ... Yo vine a hablar de "mi Libro".

Del Bolsillo de mi Rebeca ... he sacado notas y notas, fotos y fotos, recuerdos y vivencias...para así  encontrar el empujoncito  que me falta para  publicar Mi Libro. El primero, si Dios quiere.


Fdo.Mercedes l.Uralde

Domingo de Ramos

30.03.2015 01:03

Domingo de Ramos 

¿Quien no se levanta con prisas?.
En Sevilla al menos, el tiempo parece correr por la mañana y frenar por la tarde.
Niñas taconeando con zapatos nuevos, abuelas recogiendo las palmas de la misa, revuelo de visitas en las Iglesias, corrillos de familias vestidas de mil colores, y niños con zapatos negros y pantalón corto corriendo de un lado a otro, buscando una naranja para distraerse. Los bares llenos. Familias enteras con el armario a medio cambiar, sin saber si de regreso hará frío o si lamentaran toda la tarde no haber dejado el abrigo en casa. Gente al sol con medias de invierno y vestidos de verano, hombres que lucen una corbata que no sabe como quedarse quieta.
Sacar del bolsillo el Llamador y perderlo entre discusiones de taberna. 
Correr para ver la Vera Cruz antes de que cierre, correr para llegar a la Misa de Palma, correr para ver la Paz en el parque ... Correr para poder seguir corriendo y que se haga el Domingo interminable. Inolvidable.
Y una vez que pasa la mañana, esperar... Esperar a cada cruz de guía, esperar su paso de negro por Cuna. Esperar a San Roque y a la Cena, mirando las setas con asombro, buscar en un ratito a Los Despojos; y esperar y esperar a la Estrella. 
Y disfrutar esperando, sufrir de nuevo la espera eterna, año tras año el mismo plan, buscar una esquina y escuchar la música, más en el recuerdo que a la banda.
Buscar a la Amargura en su silenciosa  entrada, y sentir que ya el cansancio ni lo notas, deslizar el cerrojo del Amor, cerrar los ojos y volver a casa. Andar por el silencio de mis calles; antes de colores y de bullicio engalanada, siguiendo ahora el oscuro de la noche al compás del tic-tac de mis tacones. Sola la Plaza. Acurrucada en mis hombros y cabizbaja. Agua bajo mis pies arrastrando cera. Cerrando el Azahar hasta mañana.
Y hayamos salido mas tarde, o vuelto mas temprano, e incluso si algún año no he podido, en el bolsillo de mi rebeca, hay un llamador amarillento señalado con las horas de cada evocadora espera.

Homenaje a mi podemos particular.

28.02.2015 00:40


Podemos. Para mi no es un partido politico.

Podemos es la fuerza de un ejemplo.

Un año entero mirando a la vida y diciéndome

-Jefa! Podemos, verdad? 

-Claro cariño, hemos podido con todo! Tu puedes con esto y mas!.

Ni una sola lagrima hemos visto, ni una mala cara. De vez en cuando un... Uff es que esto es muy fuerte, pero ..  Podemos Jefa , podemos... Y casi bajito decia Verdad? Buscando la fuerza que le hacia volver a sonreir.

Y yo contestaba.:

- Con esto y mas! Y dentro de mi lloraba. La esperanza de Poder. 

- Si Verdad! -Y sonreia.

Sonreia siempre.

Si no te importa amiga, me quedo con tus palabras, me quedo con tu ejemplo, con tu amor, con tu fidelidad, con tu esfuerzo, con tu entrega. Me quedo contigo para siempre. Se queda conmigo una pena enorme por no tenerte. 

Ahora vas a tener que ser tú, la que desde donde quieras que estes me digas...

-Jefa! Pa alante... Que podemos! 

Y yo mirare al Este, al cielo de Sevilla y preguntaré:

-Si verdad,? Podemos?....


Fdo. tu Jefa. Mercedes.L.Uralde

Luz de luna

19.02.2015 23:49

Un papel en blanco y toda la noche por delante. 

Escuchar el silbido del silencio en los oídos tras taponarlos con la espuma raída de cada noche. Mirar a la derecha y sentir que la única luz de la penumbra sigue encendida para mi. Eso me produce calma. Así, siento que mi vida es solo mía.

La luz es  la señal de que algo nos protege, pase lo que pase; nuestra maravillosa mente nos hizo creerlo cuando fuimos  pequeños y ahora, cuando nos invade el miedo, su calor cubre nuestra piel hasta que el escalofrio pasa.

 Te envuelven las tinieblas y hay días como hoy, que recuerdas el roce de la tristeza en todas sus versiones. Evocas esas noches de juventud en las que la angustia te lleva a un rincón del salón y pegadita a la pared y agarrada a tus rodillas, lloras tragando gemidos para no despertar a nadie; mientras,  esa luz de la entrada espera paciente y encendida para devolverte a la cama de nuevo. 


Recuerdas aquellas caricias de manos apretadas al cuidar al  enfermo, y revives la mirada de aquellos que lo aman al verlo apagarse; al lado su lamparilla de plata y su jarra de agua como un fantasma, encendida, alumbrando la esperanza de volver..algún día. 

Mas miedo; La oscuridad terrible de una calle vacía, el sonido escalofriante de unos gritos, miedo aterrador, el ruido de un coche correr detrás, tacones en el asfalto y sirenas... Un testigo inmóvil,  una farola encendida observando, mostrando la salida, y la luz verde de ese taxi que la protege. 

Siempre esa luz, siempre hay luz; divina en la puerta de la iglesia, azul en la cama de hospital, verde al buscar tu nueva identidad...

 La oscuridad es misteriosa y es triste y a veces muy trágica; protectora y peligrosa a la vez, dolorosa pero liberadora. El momento único en el que te encuentras a solas contigo, con lo que de verdad eres, con lo que quieres ser; la  noche que te empuja a luchar o en la que decides rendirte, la noche en la que solo estas tu, y tu eres tu protección mas viva, mas fuerte. 

Nadie es capaz de saber de lo que eres capaz mejor que tu propio yo, nadie en el silencio de tu habitación te discute ni te grita, nadie puede quererte mas que tu misma. 

Nadie puede valorar lo que vales mas que tu propio corazón... 

Nadie mas te va a hacer llorar, ese alguien  ya no existe. Tu lo has borrado para siempre una de esas noches. 

Solo existe esa luz, tu luz. Esa  que te acompaña en tu cama, a tu trabajo, en el viaje de vuelta, esa luz de amiga que vive para recordarte ... 

Que ninguno vamos a dejar que se te apague la luz y vuelvas a las tinieblas. Tienes un nuevo y único amanecer por delante, cierra con cadenas las puertas de lo oscuro y no pierdas la mejor luz, tu luz.

En el Bolsillo de mi rebeca ...siempre un puñadito de luz, para quien le haga falta